Pasar al contenido principal
Switch Language

Crítica de "La desconocida que soy"

Fotografía del libro "La desconocida que soy"

La desconocida que soy. Diarios íntimos volumen II, de la editorial Índigo Editoras, es una recopilación de diarios íntimos de mujeres, un libro donde participan 67 autoras de distintos países de habla hispana (España, Argentina, México, Uruguay...). Una obra que pretende visibilizar la literatura femenina en su intimidad más profunda, en su vulnerabilidad y fortaleza.

Cada una de las escritoras que forman parte de este proyecto tiene un estilo singular, tan característico como su propia personalidad. Actúan y hablan diferente, piensan de otro modo. Esto provoca que el lector, a medida que va leyendo, vaya descubriendo los muchos tipos de mujeres que existen en la actualidad. Aquélla atada a los hombres, anclada en el pasado de una relación caduca; la independiente y valiente, que no se dobla ante nada; la aventurera que se come el mundo, que quiere vivir nuevas experiencias; la preocupada por su aspecto y por los comentarios de los demás... Una mezcla de identidades que chocan entre sí, pero que al mismo tiempo consiguen una coherencia y solidez sorprendentes. Pues el libro es el retrato de la mujer contemporánea en todas sus variantes, el hecho de que se hayan juntado ha permitido dar a conocer una identidad colectiva.

La desconocida que soy. Diarios íntimos volumen II es la segunda parte de un libro que nació a partir de la unión de dos mujeres que se propusieron abrir una convocatoria para todas aquéllas que desearan escribir. Fue un gran éxito y un centenar enviaron sus manuscritos. Ahora están preparando una tercera parte, esto demuestra su voluntad por seguirse pronunciando en la sociedad.

A continuación quiero añadir algunos fragmentos que me han parecido conmovedores.

“Me senté en la cama, lloré. Fui a la playa de noche. El mar era una misma cosa con la tierra. El mar es ciego conmigo de noche, pero es una ceguera que dura unos minutos y después se transforma en claridad”. [Natalia Romero]

“Creo que busco a mi hermano en todos los hombres. Creo que una vez tuve un hermano y fue todos mis hombres. Los hombres nunca serán como él. Como la idea que tengo de él. Seguramente él fue como todos los hombres que me encuentro. Seguramente. O seguramente no. Ya no le encuentro la lógica a nada. No sé escribir sin releer. No sé escribir. Solo sé desgarrarme entre las letras. Encuentro dolor y satisfacción. Lo mismo que encuentro en el sexo. La vida no es plena si no duele, lo aprendí a los diecisiete, cuando bajé las escaleras de mi casa y vi a mis padres con los ojos muertos”. [María José Martínez]

“El autocorrector me dice que está mal suicidarme”. [...] “Acabo de escribir ‘pensar’ en vez de ‘pesar’: debo pensar cincuenta kilos. Es gracioso porque cuando saco el tema me dicen que soy una boluda (que no pienso), que deje de pensar en eso (que no piense), y lo que no puedo es dejar de pensar”. [Julieta Correa]